Los Suelos de Madera siguen siendo tendencia por su belleza y resistencia

Los pisos de madera siempre han sido sinónimo de calidad y elegancia. La versatilidad de este material es tal que se adapta prácticamente a cualquier estilo constructivo. Ya sea que nos inclinemos por lo clásico o lo vanguardista, la enorme variedad de tonalidades y texturas la hace uno de los materiales más interesantes a tomar en cuenta para el diseño de interiores y exteriores.

Las mejores maderas para pisos

La naturaleza ofrece una enorme variedad de maderas, sin embargo no todas son aptas para ser usadas en decoración. Idealmente, la usada para revestir edificaciones debe ser, al mismo tiempo, decorativa y funcional. Existen bellas maderas que debido a su baja dureza no son adecuadas para utilizarse en suelos. Hay otras cuyas características las hacen ideales para usarse en interiores, mas no resisten las condiciones de la intemperie.

Afortunadamente, tenemos varias alternativas para cada necesidad. Aquí mencionamos las 5 más aptas para interiores según la escala «Janka» (sistema de medición de la dureza de la madera). El orden de esta lista no supone cuál es mejor, pues cada una tiene características que la adecúan ante ciertas condiciones específicas. Cualquiera cumplirá cabalmente su función siempre que se elija en concordancia con las particularidades de cada proyecto en específico.

1. Madera de Roble

Su dureza la hace una de las preferidas pues resiste el tránsito constante sobre su superficie. Su color va desde el pardo amarillento hasta el café medio, pero nunca es demasiado oscuro. Se caracteriza por ser una madera pesada de densidad media y de fácil manejo.

piso de madera roble

Tiene una veta recta y una buena resistencia a la humedad.

2. Madera de Fresno

Su color es claro tirando a blanco, por lo que es ideal para lugares con luz natural escasa. Es sumamente densa, lo que la hace flexible e ideal para realizar curvas. Es fácil de manejar y tiene un alto grado de impregnación.

piso de madera fresno

Las fibras rectas que la forman le hacen resistir los impactos de manera sobresaliente.

3. Madera de Nogal

Es una madera que, dependiendo de su procedencia, ofrece tonalidades que van del café claro al color chocolate. Debido a su lento crecimiento es una madera costosa, pero su belleza bien vale la pena el precio.

piso de madera nogal

Muy resistente a los cambios de temperatura, mantiene con eficacia su estructura haciéndola especialmente recomendable para uso en climas húmedos.

4. Madera de Pino

El pino es, con seguridad, la madera más extendida en todo el mundo; no obstante, existen muchas variedades y cada una de ellas tiene sus características propias. En general, el pino es una madera abundante y, por lo tanto, económica. Además, es fácil de trabajar. De color normalmente claro, su buen nivel de impregnación le permite recibir prácticamente cualquier tonalidad que se requiera.

piso de madera de pino

Algunos clasifican el pino en la categoría de las maderas blandas o semiduras, lo que la hace menos resistente que las anteriores. Sin embargo, sus características aún conservan cualidades suficientes para ser usadas en pisos con tranquilidad.

5. Madera de Haya

Se trata de una madera pesada, dura y de tono claro. Debido a su cultivo sostenible es una de las mejores alternativas para la elaboración de pisos. Su punto débil es la resistencia a la humedad.

piso de madera de haya

Por lo demás, es una madera que se trabaja con facilidad y acepta muy bien las diferentes tonalidades.

¿Duela o parquét?

Durante muchos años, la tala desmedida de los bosques ha puesto en riesgo más de una especie de árbol maderable. Por fortuna, en la actualidad existen muchas variedades procedentes de bosques adecuadamente administrados que harán posible continuar gozando de la belleza de la madera sin riesgo de agotar el suministro. Tratándose de pisos, existen básicamente dos formatos con los cuales se pueden formar diversos patrones, ambos igualmente bellos, que son la duela y el parqué.

Pisos de Duela

Se forman mediante tiras largas de madera que pueden ser de diferentes anchos según el gusto personal que, una vez instaladas, forman patrones rectos y simétricos de apariencia homogénea y muy elegante.

Se montan normalmente sobre ristreles fijados al piso firme a manera de entarimado. Dependiendo de las condiciones de humedad ambiental y el tipo de terreno sobre el que se erige la construcción, se le practican orificios a manera de respiraderos en lugares estratégicos para evitar que la madera se hinche o deforme.

Pisos de Parquét

Se distinguen por estar formados de pequeñas piezas simétricas de madera que, por su tamaño, permiten realizar intrincados patrones dando al suelo una vistosidad única. El parqué ganó popularidad tras ser usado en los elegantes salones del palacio de Versalles en los tiempos de Luis XIV en sustitución del mármol, material elegante pero muy difícil de mantener.

Los pisos de parqué, a diferencia de los de duela, suelen colocarse pegados con adhesivos especiales directamente sobre la losa.

Ideas para decorar con Suelos de Madera

Durante muchos años, los pisos de madera se reservaron para decorar habitaciones y salones, en la actualidad, el avance en la tecnología de materiales permite que, mediante la aplicación de los acabados adecuados, la madera sea apta para utilizarse también en cocinas e incluso en baños. La misma tecnología ha entregado al mercado infinidad de tonalidades y acabados capaces de complacer los gustos más exigentes.

Otra faceta de la madera es su incorporación como elemento decorativo en fachadas de edificios y hogares, otorgándoles una apariencia moderna y distintiva, pero a la vez cálida y acogedora. La madera en las fachadas dejó de ser un elemento genérico para convertirse en un concepto moderno de diseño.

El efecto que el medio ambiente obra en la madera le provoca cambios visuales a través del tiempo, los cuales generan sensaciones que difícilmente podrá lograr algún otro material decorativo.

La extensa variedad de tonalidades disponibles harán posible decorar en cualquier estilo. Existen tonalidades claras para ganar luminosidad en los ambientes y oscuros para dar una sensación de solidez y recogimiento. El uso de cada tono debe corresponder con las características específicas de cada espacio, el gusto personal y la intención de estilo.

Desde sus primeros usos, los pisos de madera jamás han dejado de encontrarse entre los favoritos. Sus características únicas los convierten en una de las opciones más versátiles, cálidas, bonitas y acogedoras, pues se adaptan perfectamente a cualquier estilo. Con los cuidados adecuados, los pisos de madera mantendrán siempre su bella apariencia y devuelven con creces la inversión realizada.

imagen


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button
Abrir chat