Los pisos laminados son una de las mejores alternativas para utilizar en lugar de la madera natural. Su gran variedad de colores y texturas lo han convertido en uno de los materiales preferidos por los arquitectos y profesionales de la decoración.

La posibilidad de instalarse sobre casi cualquier superficie, lo convierten en uno de los tipos de suelo más atractivos y recomendables tanto para proyectos de remodelación como para las construcciones nuevas.

instalación de pisos laminados

Los pisos laminados simplifican todo el proceso, desde la selección hasta la instalación. Tratándose de un producto industrializado, la calidad y homogeneidad se encuentran garantizadas. Los volúmenes tampoco serán un problema y difícilmente se convertirán en un factor de riesgo, ya sea por tiempos de entrega o disponibilidad de producto para ningún proyecto.

Principales ventajas de la duela laminada

1. La variedad es uno de los principales atributos de los pisos de madera laminados. Sin importar que el estilo sea clásico, contemporáneo, minimalista o ecléctico, existe un modelo de piso con la textura y el tono justos que complementará de manera idónea el diseño decorativo general de los ambientes.

2. La durabilidad es otro atributo digno de resaltar. Si bien existen diferentes calidades de producto, en general todos ellos garantizan un alto nivel de duración que con facilidad puede llegar a los 15 años, siempre y cuando se elijan conforme a las características correctas respecto al uso.

3. Versatilidad. Existen al menos 6 categorías de producto que van desde la doméstica para tráfico moderado, hasta la industrial resistente al tráfico intenso. Sus características satisfacen las necesidades de cualquier tipo de proyecto de manera ideal.

4. Mantenimiento mínimo. La resistencia de los materiales y la técnica empleada en su fabricación han dado como resultado un elemento decorativo altamente funcional debido a los bajos requerimientos de cuidado necesarios. Diseñados especialmente para soportar el uso rudo, no es necesario realizar costosos procesos de limpieza o contratar equipo especializado para su correcta manutención.

5. Facilidad de instalación. El excelente diseño estructural de los pisos laminados es tan eficiente que incluso personas sin experiencia serían capaces de instalarlo correctamente. Para los profesionales, la sencillez del proceso de instalación equivale a un menor número de horas invertidas en la tarea y, en consecuencia, mayor disponibilidad de tiempo para otras actividades.

6. Economía. Comparativamente, los costos propios del material son sumamente atractivos. Si además incorporamos los ahorros indirectos derivados de los puntos anteriores, nos encontraremos frente a un material que difícilmente enfrentará a un rival que pueda vencer sus atributos.

7. Los pisos flotantes pueden instalarse básicamente sobre cualquier superficie, siempre y cuando esta se encuentre bien nivelada. No es estrictamente necesario remover el piso existente sobre el cual se instalará el nuevo laminado y tampoco se requieren preparaciones complicadas. Todos estos elementos en conjunto reducen significativamente los tiempos de instalación, su costo y la posibilidad de cometer errores.

Tipos de pisos laminados según su fabricación

Existen básicamente dos tipos de pisos laminados: los de presión directa y los de alta presión.

pisos flotantes

Pisos de presión directa

Son los más económicos y su fabricación consta de 4 capas. Tienen una resistencia media al tráfico y a los impactos, por lo que se recomiendan principalmente para casas, habitaciones o negocios con bajo flujo de personas.

Pisos de alta presión

Su costo es un poco mayor y cuentan con 7 capas. Son materiales propios para grandes superficies y un alto flujo de personas. Por sus características, son especialmente adecuados para almacenes, tiendas de autoservicio, oficinas con gran movimiento, etc.

Las diferentes texturas y acabados disponibles

Otra de las atractivas características de los pisos laminados corresponde a la variedad de texturas disponibles en el mercado. Existen al menos 5 variantes que van del liso al sincronizado, cada una de ellas con una característica táctil y visual que la hacen asemejarse con mayor realismo a la madera natural.

decoración con pisos laminados

El acabado, al igual que en las maderas naturales, puede ser mate o brillante. Optar por uno u otro dependerá exclusivamente del gusto personal de quien lo elige, pues en nada afecta a la durabilidad o a las características técnicas del material.

La amplia gama de tonalidades que simulan diferentes variedades de madera ofrece una solución para cada necesidad de diseño. Excluyendo las marcas de dudosa procedencia, todos los productos disponibles en el mercado son resistentes a los rayos UV, por lo cual no sufrirán decoloración a lo largo del tiempo asegurando una apariencia formidable en todo momento.

Mantenimiento de los pisos laminados

Los pisos de este tipo prácticamente no requieren de ningún mantenimiento especial, salvo la limpieza de pisos cotidiana. La forma de mantenerlos en óptimas condiciones será retirando el polvo con la mayor frecuencia que sea posible, para lo cual una escoba y un trapeado en seco serán suficientes.

limpieza de pisos laminados en seco y húmedo

Si fuera necesario trapear con agua, no se recomienda hacerlo con frecuencia y, si es posible, utilizar agua tibia sin adicionar ningún tipo de químico o aromatizante. El trapeador deberá contener la menor cantidad de líquido posible para no humedecer en exceso el piso. Para el caso de pisos manchados, puede humedecerse un trapo de micro fibra con jabón suave o champú para bebés y frotar la mancha con cuidado. Si la mancha resulta muy difícil, se puede empapar el trapo con líquido para vidrios. Jamás deben utilizarse cloro, detergentes fuertes, químicos limpiadores, abrillantadores, ceras o cualquier otro producto comercial para pisos.

En caso de derramamiento de líquidos como café, vino o cualquier otro, es indispensable secar de inmediato para evitar que el piso se manche. Si fuera necesario, se puede pasar sobre la mancha una micro fibra humedecida con detergente de ropa, cuyo residuo tendrá que retirarse también con un trapo humedecido con agua limpia. Tomando en cuenta estos sencillos consejos, el piso conservará sus cualidades originales a través del tiempo.

Salvo el uso en exteriores estos pisos laminados se pueden aplicar en prácticamente cualquier espacio, ya sea una cocina, una recepción, un comedor o una amplia oficina. Sus características lo convierten en un material elegante, versátil, duradero y económico, apto para cualquier proyecto nuevo e ideal para las remodelaciones.

Finalmente, es importante contratar a una empresa especializada en pulido y limpieza de pisos para lavar, pulir, encerar y abrillantar los pisos laminados.

lavado y limpieza de pisos vinílicos

Conoce nuestro catálogo de pisos laminados

Catálogo


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button
Abrir chat